Destacado

6/recent/ticker-posts

¿Es buena idea invertir por dividendos? ¿Qué es el dividendo?

¿Qué es el dividendo?

    En pocas palabras, el dividendo es el reparto de dinero por parte de una sociedad a sus accionistas. Por lo general, suele ser un reparto de parte del beneficio neto, es decir, con cargo a los resultados contables positivos del ejercicio anterior, pero no necesariamente, puesto que las empresas también pueden repartir el dividendo con cargo a reservas o hacerlo en forma de acciones ampliando capital (el llamado dividendo scrip). 

    Fiscalmente en España los dividendos son tratados como rentas del capital mobiliario y deben engrosar la base imponible del ahorro (los tipos van del 19 al 26% dependiendo del monto que forma dicha base imponible).

Clases de dividendo

Las formas comunes del reparto de dividendos:

  • Dividendo en efectivo con cargo a resultados.
  • Dividendo en efectivo con cargo a reservas.
  • Dividendo en acciones realizando una ampliación de capital liberada (suscrita por la propia empresa).

Retención de dividendos:

    Cuando se reparte un dividendo, por lo general la sociedad puede tener la obligación fiscal de retener un porcentaje del mismo e ingresarlo directamente en la hacienda pública. En España es así en la mayoría de casos, salvo en las sociedades adscritas a un régimen fiscal especial con ciertas bonificaciones o exenciones.

    La tasa de retención en origen de los dividendos depende de las reglas de cada país de origen y de la naturaleza real de los ingresos. En el siguiente cuadro facilitado por el broker Degiro se pueden ver las diferencias de retención en origen de los dividendos de empresas que cotizan en bolsa. 

    En algunos casos puede producirse una doble imposición, en España en algunos casos (no en todos) se corrige con un convenio para evitar la doble imposición, aunque en ocasiones hay que reclamar las retenciones y puede resultar complicado en ciertas jurisdicciones de tributación laxa.

Fuente: Degiro (pinchar para ampliar).

¿Es buena idea invertir por dividendos?


    Bajo mi punto de vista, invertir por dividendos puede ser una buena idea si lo que buscamos es ser perceptores de rentas periódicas. Pero hay que tener en cuenta, que las empresas que reparten dividendos suelen ser compañías con un negocio asentado y maduro, que ya no necesita reinvertir ganancias para seguir creciendo y mantener el negocio, y que en muchas ocasiones, precisamente por esa razón devuelven el dinero al accionista. 

    A menudo, el dividendo se mantiene como un compromiso de fidelidad para el accionista, lo que en mi opinión es un sinsentido cuando se descuida el negocio principal con tal de mantenerlo a toda costa (caso de Telefónica y otras cotizadas españolas). 

    Este tipo de empresas maduras suelen acabar teniendo un peor comportamiento en bolsa, porque ya no tienen el efecto del interés compuesto interno de un negocio en expansión. Si finalmente no son capaces de mantener un equilibrio en la reinversión en su negocio y al mismo tiempo devolver dinero a los accionistas, su desempeño posiblemente acabe siendo muy pobre o incluso desastroso si acaban entrando en dinámicas negativas de destrucción de valor.

    Ejemplos de dinámicas negativas relacionadas con los dividendos: ampliar capital diluyendo a los accionistas, endeudarse en exceso para pagarlos, o sufrir caídas dramáticas de ingresos por descuidar el negocio principal con tal de pagarlos, o incluso ser desbancados por la competencia por no reinvertir lo suficiente en el negocio, o mantener un "pay out" excesivo e insostenible durante periodos largos de tiempo, etc.

    Sin embargo, tampoco hay que denostar la inversión por dividendos, pues también hay compañías que han sabido combinar un ratio de reparto de dividendo y reinversión en el negocio que ha logrado ser virtuoso para el accionista en el largo plazo, las denominadas empresas con dividendo creciente, que son buenos negocios en expansión que progresivamente devuelven una cantidad de dinero mayor cada año a sus accionistas en forma de dividendo por la sencilla razón de que sus negocios van bien. 
    

    En mi opinión, antes que fijarse en el porcentaje de dividendo que paga una empresa es conveniente fijarse en la calidad del negocio y cómo de sostenible o creciente pueda ser el dividendo en el futuro. De esa manera podemos acabar haciendo buenas inversiones en esta temática de empresas. Pero centrarse únicamente en el alto retorno por dividendo, sin importar el negocio, puede acabar saliendo mal porque las empresas pueden finalmente recortarlo o incluso suprimido, quedando el inversor atrapado en un negocio de baja calidad y sin retorno alguno del capital invertido.


    Por otro lado, está el peaje fiscal que penaliza la composición de capital a largo plazo para el inversor particular, cada vez que se reparte el dividendo. Cuando invertimos buscando dividendos hay que ser consciente de que estamos invirtiendo en negocios que por lo general son maduros, añadido a que no diferimos la tributación, sino que la adelantamos y por tanto perjudicando el efecto del interés compuesto a largo plazo con tal de disfrutar de una renta hoy día. 

Publicar un comentario

0 Comentarios